top of page
  • Mario PrudHomme

En la tierra hay pérdidas; en el Cielo no existen


paisaje con atardecer

Cuando pierdes a un ser querido, en realidad no lo has perdido; has ganado un ángel.

Sólo el perdón verdadero puede llevarte a comprender lo anterior; entonces tus lágrimas serán reemplazadas por una profunda paz y alegría.

El libro "El Cielo es para todos" contiene una oración especial para sanar el dolor moral por la pérdida de seres queridos, y en esa parte están explicadas las razones por las que sentimos tanto dolor y también cómo es el proceso de curación.

El tiempo no sana nada; pero Dios puede sanarte por completo y liberarte de tu pena, y hacerte entender que la muerte no es real.

Jesús demostró con su resurrección que la muerte se supera por medio del Amor de Dios y se llega a la vida eterna, que en realidad es la única vida que existe. La vida que está en el espíritu es por siempre gozosa, más allá de lo que el mundo puede entender.

Somos seres espirituales que por un instante tenemos una experiencia física. No somos seres físicos que tenemos de vez en cuando una experiencia espiritual. Ésta es una de las mayores confusiones que hay en el mundo.

La muerte no existe. Dios nos creó con la gracia de la vida eterna en Sus Amorosos Brazos.

Lo único seguro en este mundo es que todos vamos a partir en un momento dado. El perdón verdadero te prepara para ese instante... y hace que éste sea sagrado, feliz y lleno de paz.

Todo mi amor para aquellos que han visto partir a sus seres amados. Les deseo de todo corazón que encuentren paz y dicha en la oración, y se den cuenta de que no perdieron a sus seres, sino que ganaron ángeles, ángeles hermosos que no los han abandonado y ahora los cuidan.

Dios ve por todos sus hijos; nadie se pierde en Su Luz misericordiosa. Amén.


Dios los bendice.



Derechos reservados.

 

Busca el libro digital El Cielo es para todos en las siguientes plataformas:










1 view0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page