top of page
  • Mario PrudHomme

La hora mágica


paisaje con atardecer

Sólo vivo para las diez de la noche.

Sólo vivo para la paz.

Sólo vivo para el amor.

Sólo vivo para la luz.

¡Qué inmensa alegría vivir para sanar y ser sanado".

¡Qué suerte la mía que Jesús me llamó y me entregué a Su Voluntad, y sentir su Infinita ternura!

¡Qué maravillas me ocurren a la hora mágica!

Las diez de la noche, hora bendita.

Las diez de la noche... ¡Qué extraño misterio sucede en ese momento!

Las diez de la noche; instante que espero con ansia.

Sólo vivo para las diez de la noche.

Mario

Derechos reservados.

 

Busca el libro digital El Cielo es para todos en las siguientes plataformas:










1 view0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page