top of page
  • Mario PrudHomme

Con alas o sin ellas


paisaje con atardecer

Con alas o sin ellas, siempre te amaré; porque no fueron tus alas lo que te hizo volar hacia mí... fue tu corazón. Y en él, me uní a ti. En su calidez me abrigué. En su ternura me consolé. En su fuerza me levanté. En su alegría me contenté. En su gracia me acurruqué... y soñé cosas maravillosas.

No fueron tus alas, nunca lo fueron. Siempre fue tu corazón.

Tus alas no tienen importancia. Cuando las pierdas y se desvanezcan en el aire como un polvo bendito, seguirás volando, y a ese vuelo yo me uniré.

Y juntos, ya sin alas los dos, volaremos más alto que nunca, más alto de lo imaginable, más alto de lo que se puede comprender, hasta llegar a nuestro destino final, al hogar, que en el principio de nuestro incipiente amor, tanto deseamos.

Amor mío, con alas o sin ellas,

siempre te amaré.

 

Este texto forma parte de mi sexto libro, llamado "El anhelo oculto". En este pequeño escrito, en forma de poesía, resumo lo que "Un curso de milagros" llama relación santa.

Derechos reservados.

 

Busca el libro digital El Cielo es para todos en las siguientes plataformas:










0 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page