top of page
  • Mario PrudHomme

La muerte


paisaje con atardecer

En estos últimos años de mi vida la muerte me persigue, sedienta de dolor y sufrimiento. Pero es una ignorante. ¿Acaso no sabe que soy un espíritu de luz y que ésta, mi esencia divina, no puede ser dañada por nada?

Ven muerte, si así lo deseas, que tus esfuerzos son vanos. Podrás convertir mi carne en polvo, pero mi espíritu eterno no podrás siquiera rozarlo.

La muerte es la idea más ignorante del universo.

¡Pobre muerte! ¡Tan soberbia e ignorante!


Derechos reservados.

 

Busca el libro digital El Cielo es para todos en las siguientes plataformas:










0 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page