top of page
  • Mario PrudHomme

Las cosas de la vida


paisaje con atardecer

Las cosas de la vida pueden usarse para dos propósitos: el del amor o el del conflicto.

Las cosas de la vida pueden traerte paz o dolor, dependiendo de cómo las uses.

Las cosas de la vida pueden llevarte a un camino de alegría, si las pones en Manos de Dios; o pueden conducirte a la tristeza, si permites que hagan presa de ti y te esclavicen, y les des más valor que al amor.

Sin embargo, el gozo de Cristo, la Infinita Misericordia de Dios, la perfecta dulzura de Jesús y la absoluta pureza de Su Espíritu no se encuentran en las cosas de la vida, sino en la Luz que habita en tu interior.

Las cosas de la vida no son estables,

y es por eso que desilusionan;

mas el Amor de Tu Padre es inmutable y nunca te desilusionará.

Vive feliz. Dios desea que vivas feliz.

Mas sólo en Su Amor puedes ser feliz.

Dale a todas las cosas el propósito de amor y paz; ningún otro.

Ofrécelas a Dios y pide que se haga Su Voluntad en todas ellas,

para que no te retrasen en tu camino al Cielo. No les des un valor que no tienen, pues te perderás en ellas y te sentirás solo, y llorarás porque te fallarán. Lo que no es eterno no es perfecto ni te dará el tesoro que buscas: el tesoro inconmensurable de la Paz de Dios.

Utiliza las cosas de la vida para lo que realmente son: cubrir las necesidades que tienes en este mundo y las de tus seres cercanos, y sé generoso con tus hermanos cuando puedas serlo, cuando te sobre algo, cuando Dios te pida que ayudes a uno de Sus Hijos, y Él te agradecerá y llenará de bendiciones.

No uses las cosas de la vida para alimentar tu ego, para hacer sentir menos a un hermano, para humillarlo, para demostrarle que eres más que él. Si lo haces, nunca hallarás paz.

Las cosas de la vida son pasajeras; el Amor y la Paz que Dios te regaló no tienen fin. Busca sólo estos tesoros, y Dios te dará las cosas de la vida de acuerdo con Su Voluntad, para que únicamente las puedas usar para el bien... tuyo y el de todos tus hermanos.

Amén.


Derechos reservados.

 

Busca el libro digital El Cielo es para todos en las siguientes plataformas:










0 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page